¿Creias que las leyendas no eran ciertas?
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
¡Estamos de reformas!



Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Navegación

Staff










En construcción...

Últimos temas
» Top Secret
Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 EmptyMar Ene 25, 2011 5:55 am por Coral N Linox

»  CONFIRMACION DE ASISTENCIA
Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 EmptyMar Ene 25, 2011 5:28 am por Coral N Linox

» Dragons Blood (Normal)
Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 EmptySáb Sep 11, 2010 11:34 pm por Lilith Beatus

» Registro de raza
Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 EmptyVie Sep 10, 2010 4:01 pm por Admin

» Puestos de trabajo
Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 EmptyVie Sep 10, 2010 3:48 pm por Admin

» Guerra de las Tinieblas.
Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 EmptyJue Sep 02, 2010 11:38 pm por Jacqueline Roux

» Truce of blood
Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 EmptyVie Ago 27, 2010 8:51 pm por Jacqueline Roux

» Afiliación normal: Bvlgaria
Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 EmptyVie Ago 27, 2010 8:44 pm por Jacqueline Roux

» Veo como el muro se derrumba poco a poco ¿Crees que eso esta bien?{Kiefer}(+18)
Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 EmptyLun Ago 09, 2010 7:22 pm por Aitana Eminescu

Estación


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

Hubieron 60 usuarios en línea en la fecha Dom Abr 11, 2010 5:10 am
Foros hermanos
Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 Moz-screenshot-1

Photobucket


{Los demás afiliados están en el subforo de Afiliaciones}

¡Votad!
Votación en Hispatop.com

Comparte
 

 Explotando en comisaría {Bianca} [+18]

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Bianca Lancaster
Lobo
Lobo
Bianca Lancaster

Mensajes : 49

Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 Empty
MensajeTema: Re: Explotando en comisaría {Bianca} [+18]   Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 EmptyLun Mar 22, 2010 7:58 am

Sentis sus manos desplazándose alrededor de su cuerpo le estaban haciendo comenzar a sentir una leve humedad debajo de su cuerpo, no se inmutó si quiera en cuestionarse de qué se trataba pues era notoria la excotación proviniente bajo las caricias de Gary sobre su cuerpo semidesnudo. Tiró con fuerza juntando más sus brazos uno contra otro extendiendo los amorfos pensamientos ocurrentes en la mente de Bianca transportados a la posible época de la mitología griega, era de los dioses, imortalidades, amor eterno, romances pasionales duraderos interminlables; ahitándose de mutuas necesidades por tiempos implacables. Tallados en suma perfección, con gestos hipnotizantes, prescencias dominantes, algo efímero para el mundo actual, algo similar con ésta situación; el compacto de ambos cuerpos considerándose en semi- perfección destialaban pasionalmente deseos contenidos recíprocamente al parecer con intención
de no satisfacerlos sólo esa noche.

-Tómame- logró levantar el torso en suficiencia para llevar éstas palabras hasta la oreja del distinguido hombre, cada movimiento realizado plagaba lujúria fina, provocación instantánea sólo con mirarle un par de segundos provocándole tremendos bochornos recorriéndole de pies a cabeza asemejando a un día con calor bastardo; soltando algunas gotillas sudorosas sobre su frente estrechó su mejilla a la de él, cálida y tibia, lisa, tersa ansiando vovlerse su cómplice en aquél acto que no estaba pasando del todo desapercibido -al menos para Bianca- no estaba siendo "una noche más sexual".

Escabullendo sus dedos en su cuerpo, tocando con delicadeza cada roce, como pétalos de flor apenas tocando la piel provocando inquietud ante la cordura de la joven ansiosa, deseosa, pasionaL, delirante por explorar más del Jefe del FBI metió ambas piernas entre las de él sintiendo el fino contacto de sus bien formadas extremidades juntando un pequeño bulto alrededor ya algo notorio. Sonrió para si misma al percatarse del hecho, deseó aún más poder sentir aquella parte de él tomándole gozosamente, carnalmente hasta fundirse en uno sólo... hasta que fuese suya en enteridad.

Sin rebatir ante estar atada cerró los ojos sensibilizándose por cada una de las caricias recorrerle hasta el borde de sus senos, andentrados en sostén de encaje, sin tirantes haciéndole juego al atuendo de color azulado un poco más claro que el vestido haciendo que luiecen promiententes, bastos para satisfacer a cualquiera; a la periodista sólo le estaba llamando la atención uno... y era aquél que la poseería aquella noche. Notándose su clara falta de experiencia sólo quedóse en el segundo botón de la camisa del policía, más su lengua había dejado un camino marcado hasta sus pectorales proporcionando pequeños mordiscos alrededor sin lastimarle a culpa de los filosos incisivos.

-Haz de mí lo que mejor te plazca- susurró apenas levantando la rodilla sobre el miembro de Gary encima de los pantalones llevándola de arriba a abajo en movimientos apenas notables, con singular tranquilidad, sin querer mostrarse en situación desesperada. El estaba llevando la parte dominante, más no por ello representaba a Bianca a alguien completamente inofensiva, no le conocía en lo absoluto, no sabía nada de ella, no sabía quién era y aún así se estaban a punto de permanecer.

Agravándose la situación, llenándose de deseo perceptible en cada bocanada de aire, de pronto aquello de no conocerloe asaltó su mente, ¿Estaría casado?, ¿Tendría a alguien en su vida y no le satsifacía?, ¿Estaría enamorado y Bianca había llegado a entrometerse?; cierta ansiedad comenzó a invadirle cosa que fue notoria en el acto pues dejó de besarle con aquella euforia iniclal. Entrecerrando los ojos rogó porque ninguna de esas especulaciones fueran ciertas. Separóse de él unos cuántos centímetros mirándole en silencio, tratando de descifrar en aquél rostro herido indicio alguno que le despejara las dudas ¿Obtención? nada.

-E-e-spera- soltó de una vez por todas asegurándose que dentro de pocos segundos se arrepentiría de aquello, mordió su labio curiosamente dándole a Gary un último beso corto sobre los labios. ¿Como diablos le preguntaría lo que pensaba? ella no tenía derecho a alguno sobre saber la vida personal del "acompañante" ahí radicaba el problema; Bianca le miraba de modo distinto por bizarro que pareciese, lo que había logrado él sólo con el palpitar de su corazón había vuelto a su parte humana.

-¿Tie-e-ne-s p-a-r-re-ja o aa-l-go- p-a-re-ci-do?-apenas tartamudeó logrando sacar la frase a tirabuzón. ¿Celos? rídiculo no podía ser, era una estúpida idea recién conocidos, recién extraños encontrándose ya era alguien especial para nuestra señorita, se sentiría extrañamente vacía al alejarse de él... no lo deseaba ¿extraño? si... más dulce.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gary F. Destiny
Humano
Humano
Gary F. Destiny

Mensajes : 40

Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 Empty
MensajeTema: Re: Explotando en comisaría {Bianca} [+18]   Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 EmptyLun Mar 22, 2010 6:07 pm

Sus cuerpos semidesnudos yacían abrazados, relativamente unidos, deseosos el uno del otro. Perdidos en un mismo universo, en una única realidad que por esa noche solo les pertenecería a ellos dos. Una preciosa periodista que cruzó una puerta sin percibir que aquél hombre de aparente seriedad permanente, con el que nunca había llegado a entablar una conversación más allá de un simple y tedioso hola y adiós, se convertiría en algo más que eso. Mucho más. De ese mismo modo nadie podría haberle dicho a Gary Destiny que la mujer que entraría por esa puerta a esas horas de la noche no sería una mujer más a la que despachar con cuatro palabritas cordiales y una forzada mueca que no llegaba ni a sonrisa. El destino es más caprichoso de lo que podemos imaginar, y precisamente por eso, esa noche iba a ser distinta, inolvidable, única e irremplazable. Ellos esa noche no eran dos desconocidos, eran dos regalos del cielo. Dos ángeles caídos en una sociedad de la que serían echados a patadas si no se daban cuenta de ello. Dos gaviotas sobrevolando un infinito mar, sin hallar ni precisar más compañía que la del otro.

Buscó sus ojos en cuanto la oyó hablar. Esa dulce voz se adentró a través de sus finos oídos humanos hasta ese músculo que palpitaba acelerado, su corazón. Sus acarameladas palabras con una pizca de travesura se hundieron en él, logrando que exhalara una cálida bocanada de aire. ¿O tal vez era por el movimiento de esas largas piernas de musa griega entorno a una abultada entrepierna? ¿Cuándo habían llegado a ese extremo? Frunció el ceño ligeramente y cerró los ojos cuando esas piernas empezaron a moverse, creando una irresistible fricción que se metamorfoseó en gotas de sudor que empezaron a surcar su desnuda nuca como rocío de primera hora de la mañana sobre los pétalos de una flor.

Una flor abierta. Eso era lo que a sus ojos ahora comportaba esa mujer, la más bella cuantas vieron sus ojos. ¿Cómo se sentiría ella ante sus caricias en sus pechos? No se había quejado. Al contrario, un par de gemidos agudos le permitieron comprender que le gustaba. Así que prosiguió. Las palmas de sus manos abandonaron esos prominentes y firmes senos para dirigirse al tirante que restaba impávido en el único hombro cubierto que ocultaba esa tersa piel color de luna que deseaba poder besar, lamer, morder y hacerla suya. Toda ella debía ser suya y solo suya. ¿Sería eso amor? ¿Sería un simple capricho humano? El nombre de ella se reproducía una y otra vez en su mente, acaparándola de un modo insaciable.

Sí, estaba cayendo en sus redes; y se daba cuenta… mas no pudo seguir el hilo de sus desmedidos pensamientos en cuanto notó una firme rodilla masajear una montaña que se dibujaba en el punto dónde se unían sus piernas y una bragueta parecía sufrir las consecuencias de una ya perceptible dotada erección. Bianca estaba volviéndolo loco, y lo peor era que no sabía cómo corresponderla con la misma profesionalidad. Lo intentó. Entre jadeos sonoros y movimientos, que su cadera realizaba sin atender a las órdenes de su cerebro, atrapó de forma atropellada ese tirante y lo deslizó antebrazo abajo, aprovechando para rozar con la punta de la nariz y unos labios, ocupados en sostener una especie de correa, su desnuda piel.

La luz de la luna se filtró una vez más por los agujeritos de la persiana y dibujó indescifrables constelaciones en el cuerpo semidesnudo de la mujer, cuya ropa interior lucía de forma sensual, con el vestido subido hasta la cintura y bajada hasta el ombligo, quedando a modo de hula-hop de tela azul. De repente ella titubeó algo que Gary tardó en asimilar, de hecho no logró hacerlo hasta que la distancia creció y eso le permitió volver un poco en sí. La respuesta era tremendamente sencilla, y pensaba soltársela antes de que su voz se rompiera en desesperación para recibir más masajeo de su rodilla contra su encubierto miembro varonil - No, no estoy atado a nadie… - siseó de forma contundente, serio pero sin perder su típica elegancia, soltando de una maldita vez ese extremo de la corbata que su boca había estado sujetando. Pero no la libró, al contrario. La agarró con repentina violencia con la mano derecha, le colocó correctamente las manos por encima de la cabeza en un ataque pasional de macho dominante y enterró sus labios brevemente en los de ella, para deleitarse con su perfumada esencia y sus hipnotizante aliento femenino.

Una vez se separó, buscó sus ojos color ciencia ficción y susurró ya con un deje de ternura más notable - pero si todo sigue el guión establecido… cuando salga el sol ya lo estaré… - sentenció. Sus manos se colocaron de forma tranquila en la cintura de ella y empezaron a surcar su piel, emprendiendo un lento descenso hacia su prenda inferior a la vez que sus labios se dedicaban a trazar caminos de besos lentos en el inicio de sus magníficos pechos. Su lengua se divirtió trazando circulitos por ellos, primero en la zona libre de tela y luego por encima de la misma, a la altura de sus pezones erectos pero cautivos de unos firmes sujetadores. Unos pezones que él mismo liberaría encargándose de jugar el papel de caballero que salva a la princesa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bianca Lancaster
Lobo
Lobo
Bianca Lancaster

Mensajes : 49

Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 Empty
MensajeTema: Re: Explotando en comisaría {Bianca} [+18]   Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 EmptyMar Mar 23, 2010 2:43 am

Esa respuesta era todo lo que necesitaba para terminar de satisfacer aquellas ansias carnales de ser ¿de él?, si de nadie más en efecto así se haría; vagando durante toda su miserable vida... literalmente así le tenía considerada desde haber huído de casa con los primogénitos teniéndola bajo el término "criminal" por no llevar a cabo los propósitos que le habían sido impuestos desde pequeña pasando por la licantropía; algo suficientemente difícil con lo cual luchar día a día ¿Eran necesarias más batallas aún? si que las eran, el existir diariamente fingiendo ser una excelente periodista para uno de los periódicos más contemporáneos y elegantes del rumbo, ¿Qué mas daba si jamás se había sentido verdaderamente querida y segura como en los brazos de Gary Destiny?. Su dicha regresó sin tardar demasiado vinculándose entre si en modo acaparante, inisistente, extrasensorial en todos aspectos.

Lo que mencionó a ocntinuación causó una enorme conmoción sobre la fría cabeza de Bianca Lancaster, decidida a ser una mujer dura, de grandes agallas -era obvio, las tenía en diversas situaciones- pasó a ser sólo un pequeño ser ovillándose entre los labios del colaborador "extraño conocido" como le había denominado. Su respiración comenzó a agitarse de modo sin igual, al reaccionar ante las premeditadas caricias; respondió frotando con mayor insistencia aquél bulto empalagándose hasta llevara al mismo cielo pisando nubes, observando estrellas de modo lascivo y desesperado. No importó lo que sucediera con el resto ella sabía que no le pertenecía a nadie más (eso causóle una enorme tranquilidad).

Con los besos delirantes arremetiéndose sobre su cuerpo calcino a un paso de quedar sin la prenda más notoria, un rozón húmedo llegó hasta la parte superior de su pecho haciéndole echar la cabeza hacia atras comenzando a sentir leves vértigos relacionados al pacer descomunal, a inevitable anhelo de que la poseyese de una vez por todas; atada de manos dejándose dominar por aquél hombre. Parecían dos bestias salvajes desprendiéndose fogocidades inalcanzables sobre la atmósfera de la tierra.

-No habrá nadie más- alzó la cabeza hasta su oído jugando con su lengua en el interior dando pequeñas punzadillas alrededor del lóbulo hasta introducirlo cerca del tímpano,él le estaba disfrutando como un banquete dado a grandes reyes, como una brisa de aire sobre la cálida playa, como la luz de la luna sobre el lomo de la periodista cuando se transformaba -Lo juro- bisbiceó clavando los cuatro dientes frontales sobre la parte inicial de la nuca de Gary.

Las manos tornadas en modo ascendente, piernas amarradas a unos tacones provocando algún tipo de arte erótico, un miembro despertándose a través de los pantalones en el caballero, una humedár recorriéndole a Bianca con desesperación sobre su intimidad requiriéndolo ansiosamente dentro de si misma. Aguantóse lo suficiente para despertar aún más la pasión. Habilmente enredó sus piernas sobre la cadera de Gary Destiny apegándose a él de modo sinuoso, comenzando a crear fricción entre su cintura y la cadera masculina dándole previstos de como ella también estaba excitándose por sus caricias desveladas abriendos nuevos horizontes ante sus ojos.

Jamás volvería nada a ser igual, su vida indiscutiblemente ya pendía de lo que hiciese Gary de ella, una sola noche le estaba bastando para jamás olvidarlo, si como se oye, sólo una noche dejando de lado lo pasional, estaba siendo una conexión inexplicable entre aquellos seres convirtiéndose en uno sólo, un mismo espíritu, un mismo cuerpo; sin poder adivinar lo que vendría después a su alrededor no bastó para dejar pasar aquello.

Poseyó sus labios arduamente, colmándose sin cansarse, sellándolos con inversas respiraciones, sudor alrededor de ambos, sonidos de corazón en el recinto desbocándose agitadamente, gemidos y susurros ambientales alumbrados sólo por luces de la calle a través de unos cuantos agujerillos. Pudo observar con detención la piel viril blaquícea, el cuerpo bien formado debido al entrenamiento policial, ciertos labios lisáceos, de color carmín ya por el exceso de intercambio en mutuas bocas.

Desesperada consigo misma no estaba logrando entender aquello, un inesperado sentimiento le estaba invadiendo de pies a cabeza haciéndole sentir de un modo que jamás lo había averiguado llevándola a nuevos sueños inalcanzables a imaginar una vida distinta a la horiible soledad, con el sólo recuerdo de llevarlo a él sobre su cuerpo sería más que suficiente para llevar las luchas diarias con gusto, con memorizar cada detalle al máximo no sería un sacrificio seguir viviendo aunque no lo volviese a ver... pero no podría, aunque fuese instantes para observarle de lejos, para saber que si existe, que todo estaba siendo real y no una ilusión desvaneciente al amancer; el mismo lo había mencionado " al amanecer... lo estaría" tanto como ella o quizá más. Sin conocer a hombre sin igual en todos aspectos aquella tristeza permanente sobre las pupilas grices del hombre, el rostro lastimado provocándole sanar cada una de esas heridas a diario tanto del alma como físicas.

Dispuesta a velar porque él estuviese contento, por verlo sonreír de nuevo, por hacer que sus días no fuesen tan dificultosos como los de ella, codiciando por esconderse del mudno al llegar a casa donde su más grande compañía constaba de ella misma. Comenzó a besarle otra vez, sólo ahora proporcionó a él besos distintos ya no desesperados, cargados de inmensa ternura paseándose con tranquilidad sobre sus fauces livianamente, testereados por la punta de la lengua saboreándole desbordando aquello que le estaba brotando del interior del alma.

Observarlo ya con la camisa a medio desabotonar, con el miembro aplazándose hacia afuera dejó de importarle del todo, se estaba entregando en todos sentidos, se estaba deshaciendo de aquella vieja existencia para despertar a una nueva, fuese sólo una noche o más... Gary Destiny había marcado el destino de Bianca Lancaster. El pensar despertar entre sus brazos, con cuerpos desnudos, sudorosos, unidos dieron una nueva perspectiva ante la mirada esmeralda de la periodista.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 Empty
MensajeTema: Re: Explotando en comisaría {Bianca} [+18]   Explotando en comisaría {Bianca} [+18] - Página 2 Empty

Volver arriba Ir abajo
 
Explotando en comisaría {Bianca} [+18]
Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Interrogando al preso [Nomir: La Ciudad][El Distrito Verðandi ][Comisaría Central][16 de Diciembre]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Wolves in Bucarest :: Off-Rol :: Recuerdos del pasado... :: Bucarest :: Zonas de interes :: Comisaría-
Cambiar a: