¿Creias que las leyendas no eran ciertas?
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
¡Estamos de reformas!



Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Navegación

Staff










En construcción...

Últimos temas
» Top Secret
Mar Ene 25, 2011 5:55 am por Coral N Linox

»  CONFIRMACION DE ASISTENCIA
Mar Ene 25, 2011 5:28 am por Coral N Linox

» Dragons Blood (Normal)
Sáb Sep 11, 2010 11:34 pm por Lilith Beatus

» Registro de raza
Vie Sep 10, 2010 4:01 pm por Admin

» Puestos de trabajo
Vie Sep 10, 2010 3:48 pm por Admin

» Guerra de las Tinieblas.
Jue Sep 02, 2010 11:38 pm por Jacqueline Roux

» Truce of blood
Vie Ago 27, 2010 8:51 pm por Jacqueline Roux

» Afiliación normal: Bvlgaria
Vie Ago 27, 2010 8:44 pm por Jacqueline Roux

» Veo como el muro se derrumba poco a poco ¿Crees que eso esta bien?{Kiefer}(+18)
Lun Ago 09, 2010 7:22 pm por Aitana Eminescu

Estación


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 60 el Dom Abr 11, 2010 5:10 am.
Foros hermanos


Photobucket


{Los demás afiliados están en el subforo de Afiliaciones}

¡Votad!
Votación en Hispatop.com

Comparte | 
 

 Crying over freedom (Cédric)

Ir abajo 
AutorMensaje
Níobe Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 108

MensajeTema: Crying over freedom (Cédric)   Dom Mayo 02, 2010 10:06 pm

Eran muchas las ocasiones en las que esa casa se le antojaba demasiado grande y vacía, demasiado pintada de recuerdos que poco a poco parecían perder su peso, y, sobretodo, demasiado afixiante. Aquella noche era una de ellas, y Níobe lo sabía, lo notaba, lo sentía... Sentía la opresión de las paredes cerniéndose como barrotes en torno suyo, y casi podía imaginar que el techo de la iluminada cocina iba a venírsele encima de un momento a otro. El silencio era estresante y perturbador, pero no se veía con fuerzas ni para romperlo, demasiado consumida por la soledad del día a día, la cual parecía haberse establecido como parte de su rutina desde la fatídica reunión en el claro. Su hermano parecía dispuesto a evitarla el mayor tiempo posible y por eso, salvo la visita de Jeremmy, el resto de jornadas su única compañía había sido la de los personajes de algún libro, la de las notas de su violín o, sencillamente, la de la nada.

Esta última era su acompañante en aquellos instantes, la más abrupta nada, arremolinándose en torno a su delgada pero esbelta figura. Los shorts azul turquesa a juego con una camiseta interior eran lo único que vestía, puesto que como siempre, iba descalza; el cabello rubio se mantenía mojado, tras la larga ducha, pero no era eso lo que le hacía sentir frío... Era la situación en sí, carente de cualquier tipo de calor. Y aún así, nada de eso impedía que prosiguiera en su tarea de dejarlo todo en un impecable orden que luego desaparecía al llegar a su habitación.

Con un suspiro, Níobe deposita un montón de platos limpios sobre la superficie marmórea en la que se apoya. Y, tras eso, con todo el tiempo del mundo porque nada le queda por hacer, comienza a colocarlos uno a uno en el armario que se encuentra sobre la encimera, sin necesidad de alzarse para alcanzar. Y, mientras sus manos llevan a cabo esa tarea aburrida y sin repercusiones, algo en su pecho se resiente...

...Su corazón, llorando por la ansiada libertad de ese pájaro enjaulado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 60

MensajeTema: Re: Crying over freedom (Cédric)   Dom Mayo 02, 2010 10:13 pm

Lleva maldiciendo desde que ha empezado el día. Primero porque en el viaje de ida hasta el gimnasio casi tiene un pequeño percance con el coche, algo que le hubiese costado algo más que dinero al gilipollas que le hubiese dado. Ya en el gimnasio el día ha sido caótico, le han faltado varios de sus clientes y uno de los pedidos que habían hecho no ha llegado, tocándole discutir con la idiota de la recepconista del distribuidor y habiendo terminado por colgar soltándole un par de lindezas, y para colmo de males casi se vuelve a joder el coche a la vuelta...

Pero todo son meras excusas que se pone, pequeños alicientes que se suman a una montaña principal, una que se lleva acumulando desde aquella noche en la que Jeremmy traicionó su propio plan y decidió no instaurar la época de cambios... Y la parte más dura de la tensión la estaba teniendo con su hermana. El portazo es más que audible cuando abre la puerta y cierra tras de él, dejando la gabardina en el perchero y descalzándose con rapidez, quedando en unos tejanos desgastados y una camiseta gris. No la busca con la mirada, tampoco se encamina a la cocina ni saluda, demasiado jodido por dentor como para lograr manifestar la preocupación que realmente siente por Níobe.

Cada vez se encuentra más perdido, más solo en un mundo que no comprende ni entiende, y la única forma que tiene de llevarlo, la única que conscientemente ve, es la que actualmente lleva, aún a sabiendas de que no se está haciendo daño únicamente a sí mismo, si no a la persona que más quiere en su vida, por encima de él incluso. Sin más se sienta en el sofá, encendiendo el televisor y comenzando a ver el partido de baloncesto, abstrayéndose como hace siempre... En cambio, su oído escucha el colocar de los platos en la cocina, señal inequívoca de que su hermana está ahi.

Algún jodido día podrá atreverse a hablar con ella, pero primero Níobe tendrá que comprender que lo hace todo por su bien, única y exclusivamente... Si es que no lo ha comprendido ya.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Níobe Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 108

MensajeTema: Re: Crying over freedom (Cédric)   Dom Mayo 02, 2010 10:30 pm

No sabe en que momento ha sucedido, pero termina por darse cuenta de que el llanto de su corazón ahora es compartido por sus ojos grises y apagados, terminando al final lo de dentro saliendo a la superficie de ese rostro aniñado y salpicado por pecas cuya expresión, al estar consigo misma, difiere en sobremanera de la despreocupación soñadora que mantiene habitualmente. No le importa, son lágrimas, un síntoma de que aún sigue sintiendo, algo que indica una sola cosa que en su mente se repite:

"Todo va bien, todo sigue de maravilla..." ¿Incoherencia que sea eso lo que opine sobre su silencioso llanto? No, no para ella. Para ella, el momento en el que no sea capaz de derramar una sola lágrima al verse ante la adversidad, será el momento en el que realmente todo vaya mal. Mientras pueda sentir en consecuencia a sus circunstancias, nada está perdido y puede seguir luchando, por mucho que flaquee, vacile, o dude en ocasiones... Lo que importa es que supera esas ocasiones, lógicas y comprensibles, y se reincorpora a su realidad. Con ese peculiar punto de vista, no es tan extraño que, pese a estar llorando, Níobe Targaryen tenga dibujada una sonrisa en su cansado rostro de muñeca... Reír hasta llorar y llorar hasta reír, ese es su lema, y a ello es fiel.

El retumbar de la casa ante el violento portazo, cuya fuerza es una a la que la joven está acostumbrada pero los muebles todavía no, le advierte de la llegada de su hermano; los platos tintinean en el estante amenazando con caer, pero resisten en su posición, aún habiéndose resentido por la enérgica sacudida. Suspira, escuchando sus pasos hasta el sofá y como el ambiente de un partido de baloncesto inunda el salón cuando la televisión se enciende. Es un deporte que ella a veces práctica, aunque ya nunca con Cédric, quien la enseñó... Recuerda entonces cuantos partidos ha visto sentada en esas rodillas y como posteriormente intentaba imitar las jugadas de esos profesionales para lograr ganar a su hermano. Los primeros años, siempre perdía; los siguientes, llegó a empatar alguna vez, y recuerda que en los últimos incluso llegó a ganarle y dejarle enfurruñado asegurando que él se había dejado aposta. Y ahora... Ahora la canasta del jardín cría óxido y hiedras. No obstante, abandona esos recuerdos cuando, tras humedecerse el rostro con el agua del fregadero borrando todo rastro de lloro en su cara, cruza la cocina en dirección al salón, quedando de pie a un par de metros del sofá. Tarda un par de minutos, en los que espera a ver si él, consciente de su presencia, rompe el silencio para, finalmente, desistir y hacerlo ella misma:

-Te he dejado la cena en el microondas, Ced -Dice, con la vaga esperanza de que por primera vez en días su respuesta vaya más allá de un seco asentimiento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 60

MensajeTema: Re: Crying over freedom (Cédric)   Dom Mayo 02, 2010 10:38 pm

No tiene ojos ahora mismo para nada más que para el partido, como si fuese lo más importante del mundo cuando, a decir verdad, no es ni su equipo el que está jugando, y aunque lo fuese el baloncesto le gustaba practicarlo... pero no toca un balón desde la muerte de su padre, no juega con Níobe desde entonces, y realmente no sabe por qué. Más triste es ver cómo sus ojos no se desvían hacia su hermana cuando se planta al lado del sofá, mirándole, esperando silenciosamente a que hable, a que diga algo, y lo único que obtiene como respuesta es un escueto silencio y una brusca indiferencia. Cierto es que el malhumor del día le influye, pero ambos saben a que se debe esta tensión, no han hablado desde lo del claro y las cosas no están como para tocarlas demasiado...

Si fuese consecuente se fijaría en el rostro recién lavado de ella, o en la tenue humedad que adorna sus ojos grises como nubes de tormenta, una tormenta que parece haberse perdido y que Níobe ha vuelto a contener en cuanto ha llegado... Pero no es consecuente, prefiere hundirse en su egoísmo y mantener el silencio hasta que ella termina por romperlo, con una frase que se espera, aunque no por ello se mueve del sofá. Largos segundos son los que tarda en desvíar la mirada del televisor a los ojos de su hermana, un tiempo en el que no solo le duele a ella, a él también le duele hacerlo, aunque conscientemente no lo sepa y atribuya la sensación opresiva en el pecho y el nudo en el estómago al estrés:

-Vale, gracias. -
No suena agradecido, no demasiado, y tampoco se muestra amable, en absoluto, únicamente se levanta con rapidez, un huracán peligroso y potente que pasa por el lado de su hermana. Hace años le hubiese dado un abrazo, un beso o una caricia condescendiente... Ahora lo único que recibe de él es el tenue olor que emana provocado por la rapidez de sus movimientos, llevado por la brisa. Se encmaina hacia la cocina y le da al temprizador del micrrondas, apoyándose después en la encimaera y esperando con una aprente paciencia que realmente no tiene, su cuerpo entero en una tensión que se le antoja insoportable, sobretodo porque sabe que el principal causante es él.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Níobe Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 108

MensajeTema: Re: Crying over freedom (Cédric)   Dom Mayo 02, 2010 11:45 pm

Se le hace eterno el espacio de tiempo desde que ella ha hablado hasta que Cédric responde. Segundos en los que, si fuese una persona más impulsiva, se habría cargado de una patada el televisor y se habría plantado después frente a su hermano, obligándole a mirarla y soltándole todo lo que se lleva callando durante años. Pero esa no es una forma de actuar concorde a ella por lo que sencillamente espera, aunque hacerlo la angustie por dentro, hasta que finalmente él la mira de forma fugaz y pasajera. Tal y como ella esperaba, Cédric no se percata si quiera del estado en el que se encuentra, algo que a una parte de ella le duele horrores y a la otra le alivia.

"De nada..." Habría dicho, de haber tenido tiempo, pero la rapidez con la que su hermano pasa por su lado, le impide dar contestación alguna. Tan solo se queda ahí parada, siguiendo con la mirada la trayectoria de su hermano hasta la cocina y el posterior vacío de la estancia, hasta que reacciona parpadeando varias veces. Finalmente, toma aire, y se decide a seguirle, con sus largas piernas moviéndose con la sensación de hacerlo al son de una triste y agotada melodía. Se para junto a la nevera, apoyando la mano en la puerta de esta, y observando en silencio los movimientos de él, de nuevo en busca de que se percate de su presencia y diga algo... Pero una vez más no sucede, y es ella quien tiene que volver a pronunciarse si quiere llegar a algo:

-Jeremmy vino a verte hace ya unos días -Dice, en un intento de sacar conversación- No te he visto para poder decírtelo, y no estoy del todo segura de que leyeras esta nota -Le enseña un post-it que acaba de arrancar del frigorífico- en vista de que sigue aquí... -El mensaje que quiere darle con esas palabras es claro: está dejando de lado incluso a sus amigos, y no aprueba que lo haga. Decírselo tal cual es algo que ve contraproducente, pero sabe que aunque finja que no, Ced captará la indirecta.

No añade nada más, volviendo a pegar el papel y cruzándose de brazos, apoyándose de costado en la nevera y mirándole. Como siempre, incansable y cabezota, no pierde la esperanza de ver una reacción mínima a sus palabras...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 60

MensajeTema: Re: Crying over freedom (Cédric)   Lun Mayo 03, 2010 12:58 pm

Los segundos en los que la comida se caliente se le hacen demasiado largos, siempre observaod por los dos ojos grises de su hermana, unos que antes se le antojaban preciosos y ahora le agobian, cuando realmente es él el agobiado y no ella la que agobia. Sus ojos color miel no se desvían del electrodoméstico, escuchando todo lo que Níobe le tiene que decir. Así que Jeremmy se ha pasado por aquí. Generalmente llamaba, pero tampoco le da muchas más vueltas, menos aún después de lo sucedido en el claro... No sabe como mirarle a los ojos, después de haber depositado su confianza en él, de haberlo visto líder de algo y haber podido culminar su venganza...

Es iluso, porque una pequeña parte de él sabe que la venganza no lo va a aliviar, que seguirá igual o peor incluso, y aún así se aferra a ese sueño como si de un clavo ardiendo se tratase. El clinck indica que la comida ya está caliente y la saca con rapidez, evitando quemarse los dedos con el plato, depositándolo encima de la encimera. Se gira hacia Níobe, más por inercia que por otra cosa, habiendo captado, en efecto, la intención de su hermana con esas palabras... El problema es que una cosa es que la capte y otra que quiera captarlo o hacer algo para remediarlo:

-Muy bien, ya le llamaré.
-Estira uno de sus fuertes brazos por encima de los hombros de ella, arrancando el post-it y tirándolo a la basura, un gesto que a él no parece decirle nada y que quizá a Níobe sí. Ahora la mira fijamente, una mirada directa e intensa, notando como la tensión y la distancia crece entre ambos, abriéndose un vacío que amenaza por ser demasiado grande.- Quiero una cerveza, si no te importa... -Masculla al verla parada delante de la nevera, aunque sin hacer amago de apartarla o de tocarla, habiendo mascullado entre dientes las palabras.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Níobe Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 108

MensajeTema: Re: Crying over freedom (Cédric)   Lun Mayo 03, 2010 2:40 pm

Durante el nuevamente eterno silencio que, aumentando la incomodidad, se hace entre ambos, Níobe no hace nada más. Solo espera, sin decir una palabra, anhelando cualquier respuesta por su parte, en lo que el plato de comida es sacado del microondas. De nuevo, esta no es la que buscaba, sino la más esperada e inservible... Sabe que él ha entendido perfectamente lo que le ha dicho, aunque su contestación sea seca y esquiva. Que arranque el post-it, sin embargo, a ella le dice muchas cosas, más que sus palabras, y por eso niega con la cabeza, suspirando:

-No, no lo harás... -Susurra, conociéndole muy bien. Sabe que en estos momentos piensa que no merece que nadie esté ahí por él, y que por eso se distancia de todos los que intentan hacerle ver lo contrario- ...Y es una pena que no lo hagas -Añade, aún en la misma postura, buscando una forma de hacerle ver que su mejor amigo le necesita tanto como Ced le necesita a él, y que no es algo que deba eludir- Es tu mejor amigo, Cédric... ¿Cuánto hace que no hablas con él? ¿Hace cuánto que no le preguntas por como está? -Su hermano sabe a que se refiere: Jeremmy se fue destrozado de ese claro y, en todo este tiempo, él no ha dado señal alguna de interesarse por su estado, algo que reproba sin dudarlo.

Corresponde a su mirada, sin dejarse intimidar, buscando conectar a través de esos dos ojos color miel con la persona que se esconde tras estos. Sus ojos grises, cansados y apagados, intentan transmitirle la comprensión, el apoyo, y la gran desesperación que la sacude por dentro. Sin embargo, parece ser en vano, puesto que lo único que parece lograr es que las barreras que le impiden acercarse a él se tensan más y se vuelven más indestructibles todavía... Pero no por ello rompe el contacto visual cuando, sin moverse ni un ápice del sitio, le responde:

-Sí, me importa. -Contesta, con seriedad- Creo que antes de llegar aquí has bebido suficientes.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 60

MensajeTema: Re: Crying over freedom (Cédric)   Lun Mayo 03, 2010 2:52 pm

¿Por qué se empeña, joder...? Solo quiere cenar en paz y tranquilo, sentarse a ver el partido y olvidarse absolutamente de todo con una cerveza en la mano, nada más, y ella parece querer ahondar sin descanso, buscar los arañazos o las fracturas que puedan haber aunque quizá ni existan y penetrar más y más en él, algo a lo que se cierra en banda sin dudarlo ni un segundo, movido más por el subconsciente en sí que por algo racional.

Escucha todo lo que le tiene que decir con un pasotismo interior que ralla lo ofensivo, aunque por fuera realmente parezca escuchar... Y es que una pequeña parte de él sí escucha y comprende lo que su hermana le dice, una que intenta chillar que ya basta, que ya es suficiente, una que queda sepultada por la culpa y la amargura hasta el punto en el que los chillidos pasan a ser susurros sin convicción que no le hacen mella alguna. Podría decirle que tiene razón, que le llamará de verdad y que no ha hecho bien en darle de lado todo este tiempo... Pero sencillamente si dijese eso sería algo que no cree ser, sería lo que era antes, aquello que cree haber perdido definitivamente. Y esa desilusion es la que aparece en sus palabras, movidas por el rencor:

-¿Para qué? Él tampoco se molesta demasiado, lo demostró cuando se largó del claro tras habernos hecho quedar en evidencia. -
Masculla entre dientes, viendo como, en efecto, Níobe no se aparta. No le sorprende lo más mínimo, más bien se lo esperaba, y es cierto que ya lleva unas pocas cervezas, pero no son las suficientes para ahogar las penas.- Confié en él y así me lo pagó... Y si no te apartas, pues muy bien.... -Sin pensarlo demasiado se planta delante de ella de forma imponente, mirándola un par de segndos fijamente, leyendo más allá y encontrándose con que, aunque logra leer la desesperación, el instinto de ayudar y hacerle ver, ninguna de esas sensaciones supera sus barreras, quedando rebotadas con brutalidad y devueltas a su dueña.

No se lo piensa cuando la toma de un brazo, firme pero siendo bastante delicado, y la aparta a un lado, abriendo la nevera y sacándose un par de botellas de cerveza, cerrando después y girándose de nuevo:

-Ya puedes volver a ponerte si quieres... Ahora si no te importa quiero cenar. -
Suelta sin más, cogiendo de nuevo el plato y encaminándose a la salida de la cocina... Y es que esa parte de él que aún existe no soporta lo que está haciendo, lanzando constantes puñaladas al corazón en un intento de hacerle reaccionar... Estar con Níobe le causa dolor, y por ello intenta mantener unas distancias que ella, siempre, termina por romper de nuevo, convirtiendo la convivencia en un círculo vicioso y nocivo del que no ve la salida.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Níobe Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 108

MensajeTema: Re: Crying over freedom (Cédric)   Lun Mayo 03, 2010 3:27 pm

-Cédric... -Musita, al escuchar su respuesta, comenzando a desesperarle- Sabes lo que pienso al respecto de ese tema, así que no me lo pongas de excusa. Por favor... ¡La mujer a la que ama... -Evita reflejar cualquier muestra de mínimo dolor al decir aquello- ...se había intentado suicidar, además de estar claramente enredada con su padre! ¿Es qué no eres capaz de ver más allá de tus narices? No me puedo creer que le reproches que se fuera ante algo así y que, sabiendo que ahora tendrá ganas de morirse, solo le des importancia a que "nos dejase en evidencia", a tu maldita venganza... -Comienza a hablar, sin importarle que la escuche, hasta que la aparta de esa forma.

Contiene la ira, la rabia y cualquier otro sentimiento de ese tipo, callándose en seco y observando como coge las botellas. No sabe que le duele más, si su actitud o sus posteriores palabras, como si ella fuese un mueble más de la casa al que colocar y descolocar a su antojo, un objeto de entretenimiento o, sencillamente, la criada que le prepara la cena y después merece ser ignorada. Cree que es todo el conjunto lo que le hace daño, no solo una cosa en concreto, y no logra impedir que ese dolor se refleje en sus grandes ojos, mordiéndose el labio inferior para contenerse. Cuando ve que amenaza con salir, da un par de zancadas, adelantándose y poniéndose frente a la puerta, negando con la cabeza:

-De nuevo, sí me importa -Dice, con firmeza y determinación en la voz, algo que solo surge cuando realmente la cosa es seria- ¿Hasta cuando piensas seguir ignorándome, Cédric? Porque me estoy empezando a cansar... -Se cruza de nuevo de brazos, buscando taladrarle con su mirada color niebla, aunque sepa que todo aquello que intenta transmitir rebotará contra ella misma- Tenemos que hablar, y lo sabes.

Ya está, ya lo ha dicho y, si es necesario, lo repetirá e insistirá. Pero no va a seguir así, consumiéndose por dentro, marchitándose poco a poco... Y es que cada día que pasa siente que un pétalo más cae, y teme llegar un día en el que se encuentre vacía y deshojada, sin nada dentro ni fuera que le sirva para seguir adelante. Aquel círculo vicioso termina por resultarle insoportable, demasiado agotador y tortuoso como para seguir dando vueltas sobre lo mismo... Y quiere detenerlo. Así pues, sus irises nublados siguen fijos en los de su hermano, esperando y dejando claro que, esta vez, una respuesta seca no va a hacerla parar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 60

MensajeTema: Re: Crying over freedom (Cédric)   Lun Mayo 03, 2010 4:23 pm

"No, no soy capaz, no soy capaz de ver más allá de mis narices y ver como la estoy jodiendo por consumirme en mi culpa, porque nuestor padre se sacrificó por mí y por la estupidez que cometí, porque soy incapaz de perdonarme a mí mismo y perdonarme el daño que llevo haciendo desde años, y porque soy incapaz siquiera de visitar su tumba y llorar de una jodida vez su muerte para así creérmelo. No soy capaz, Níobe, lo siento." Eso es lo que le querría decir, lo que su corazón le insta a decir, pero por desgracia su mente piensa de forma distinta y esta batalla se la lleva la razón, una razón enturbiada e incorrecta, pero razón al fin y al cabo.

Peor aún es cuando se la encuentre delante, soltando esas últimas palabras que suponen añadir pólvora al fuego para que termine de explotar. No hay nada de qué hablar, las cosas son como son y punto, Jeremmy huyó, destrozado o no, y él se ha quedado sin su posibilidad de venganza y de pagar el rencor con otra persona. Y por ello mismo se enerva, apretando con tanta fuerza el plato que rompe un trozo del borde. Por ello mismo las palabras que salen de su boca salen directas, rudas y sin medición alguna, soltando lo primero que se le viene por la cabeza, aferrándose a ello en un intento de no desvanecerse del todo:

-No hay nada de qué hablar, así que aparta. Los problemas de Jeremmy son sus problema,s yo tengo los míos. Se enamoró de esa... Mujer, pero yo no tengo la culpa de que no haya sido correspondido. Que lo hubiese pensado antes de alentar algo que luego no ha sucedido. Y mis deseos de venganza terminarán por cumplirse, hermana, mató a papá y pienso cobrármelo, tarde o temprano y con o sin la ayuda de nadie, me da igual.
-Lo suelta todo de golpe, sin dejar de mirarla fijamente, muriéndose por dentro al verla morderse el labio, al verla contener el dolor a duras penas... Y aún así no cesa cuando alza un poco más la voz, comenzando a exasperarse:

-¿Ahora te apartas o tengo que volver a quitarte de en medio? -
Vuelve a preguntar con un tono ácido y nervioso, incómodo, dando un paso hacia ella.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Níobe Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 108

MensajeTema: Re: Crying over freedom (Cédric)   Lun Mayo 03, 2010 4:40 pm

El borde del plato rompiéndose desvía su mirada unos segundos a este, estirando una mano para quitárselo y depositarlo sobre la encimera. Vuelve a cruzarse de brazos y a clavar sus irises en los de su hermano, esperando una respuesta que no llega en un principio y que, cuando lo hace, es lo contrario a lo que esperaba. Entreabre levemente los labios, ante la dureza y brusquedad con la que él habla, sintiendo que cada palabra es una estocada de Cédric a su consumido interior, como si la soga que parece asfixiarla a cada momento se apretase más y el aire comenzase a faltarle.

Y aún así aguanta cada golpe verbal, bebiendo de ese pasotismo hacia su mejor amigo, esa indiferencia hacia sus intentos de acercamiento, y esa maldita sed de venganza, como quien bebe de un vaso la esencia del dolor. No le importa, traga todo, traga todas y cada una de las palabras de Cédric, aunque estas formen un nudo en su garganta que la oprime aún más y logran que tenga que hacer un esfuerzo desmesurado para no echarse a llorar, aun cuando las lágrimas ya brillen detrás de sus ojos, amenazadoras...

-Para él tus problemas siempre fueron suyos, y al revés eso también se cumplía... ¿O no te acuerdas de todas las noches que habéis pasado juntos consolándoos con esas malditas cervezas? -Inquiere, sin dejar de mirarle fijamente a los ojos- No, eso no es tu culpa... Pero dejarle tirado cuando más abandonado se siente, con tal de encerrarte tú también en lugar de compartir juntos vuestra soledad, sí lo es -Afirma, logrando mostrar firmeza una vez más- No tienes ni idea de lo que dices... Esa absurda venganza a la que me arrastras constantemente no lleva a ninguna parte, y tú lo sabes, aunque quieras ignorarlo y hacer como si todo se basase en eso... -Inspira hondo, concentrándose en mantener una calma que sabe que él no tiene y que, por tanto, si ella pierde están perdidos- ¿Por encima de cuanta gente vas a pasar por esa maldita obsesión, Cédric? ¿Cuántas personas más te va a dar igual herir en tu camino sin sentido? -Pregunta, intentando que vea su desesperación y entienda lo que está haciendo- ¿También vas a hacerlo por encima de mí? ¿Y vas a dejar además que tu mejor amigo salga dañado?

Níobe ni si quiera se para a pensar en que le parecerá a su hermano que defienda a Jeremmy de esa forma ante él, cuando habitualmente sus consejos no habían pasado nunca del "llámale, te necesita". No está ahora para darle vueltas a eso, porque lo importante es que tiene que hacerle reaccionar, como sea, o se hundirá y ella irá detrás. De nuevo se muerde el labio inferior cuando escucha como alza un poco la voz, dando ella otro paso también hacia él. Niega con la cabeza, alzando de nuevo su mano para posarla en el brazo de Ced, en un intento de infundirle un mínimo sentimiento que le haga comprender que aquello no puede seguir así... Y de ese modo, susurra las siguientes palabras, en tono comprensivo y triste, intentando que quede claro que no le acusa de nada:

-Cédric, saciar tu evasiva sed de venganza no va a hacer que él vuelva...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 60

MensajeTema: u   Lun Mayo 03, 2010 4:58 pm

En un inicio no reacciona, esperando con suma paciencia, al menos aparente, a que ella se eche a un lado de una jodida vez y le deje de nuevo hundirse. Pero no, ese momento no llega, y en vez de ello se encuentra de nuevo con esa sarta de palabras cargadas de tristeza y desesperación, que parecen rajar carne y músculo en su persona e intentar alcanzar un corazón totalmente encerrado y aislado del resto de su ser. Las primeras palabras parecen no afectarle, no se mueve del sitio, quizá porque son referidas a otra persona, a Jeremmy, no tienen nada que ver con él mismo, o mejor dicho, no quiere que tengan nada que ver... Pero las siguientes, las referidas a su venganza, a cómo arrastra a Níobe en ella a contracorriente, a que ella misma le diga que no es la solución, que no está actuando correctamente, sí que causan un efecto. Al principio es un dedo, luego son tres, luego el brazo entero... Y al final es su cuerpo entero el que comienza a temblar, inquieto y en una mosntruosa tensión.

"Salvar esa sed de venganza no va a hacer que él vuelva." Esas últimas palabras de su hermana resuenan en su mente como cuchillos rasgando sin discreción alguna, desetabilizando y desestructurando toda su psique, dejándolo a un nivel tan básico que, a términos normales, le hace idiota. Los segundos pasan, su visión se nubla y se ausenta en lo que parece una eternidad... Y ante el contacto de la mano de Níobe, un "crash" amenaza que se acaba de cargar una de las botellas entre sus manos. Se corta, sí, pero le da igual, como también le da igual que su mirada se torne algo ambarina por efecto de la sangre... Porque ahora, el volcán ya se ha liberado, se nota cuando la segunda botella cae al suelo y se rompe contra el mismo, y su cuerpo se separa del de Níobe, rehusando el contacto físico:

-¡Ya sé que no va a volver, maldita sea, pero no pienso dejar que su muerte caiga en el olvido, no pienso dejar que ese hijo de puta lo matase y siga haciendo lo que le viene en gana cuando le viene en gana, me oyes, no pienso TOLERARLO!!
-Ya chilla, presa de unos nervios que han terminado por aflorar. Su mirada refleja muchas cosas, tanto malas como peores aún, dolor, desesperación, ira, rencor, amargura... Comienza a pasearse por la cocina como una fiera enjaulada y acorralada, masajeándose las sienes constantemente.- ¿¡Y NO PIENSO DEJAR QUE ME CUESTIONES, NÍOBE, QUEDA CLARO?! -Suelta el primer chillido, más bien rugido, pagándolo con ella, como siempre, aunque sepa que no tiene ninguna culpa y que no está actúando correctamente.-¿Tú que sabrás de venganza o de si saldrá bien o mal? No sabes nada, eres una cría que ve el mundo como si fuese color de rosa. A papá le asesinaron, te guste o no... Es que joder, joder... ¿Por qué coño no nos hiciste caso, por qué tuviste que salir esa puta noche, eh, por qué?

Eso nunca se lo había dicho, y no se da cuenta de lo que está dando a entender ahora mismo, presa de ese caos que le quema por dentro y que neecsita liberar para sentirse mínimamente mejor, aún cuando sabe que las represalias emocionales después serán horribles:

-Si no hubieses salido esa noche no te hubiesen encontrado esos indeseables, mierda, y yo no hubiese tenido que hacer nada de lo que hice... ¡Así que no me vengas con dilemas morales sobre lo que está bien o mal cuando tú te pasabas por el forro de tu precioso cuerpo lo que te decíamos! Estoy harto de que me vengas siempre con qué tenemos que hablar. No hay nada de qué hablar, Níobe, NADA, si no quieres verlo es cosa tuya. Ahora apártate, por favor, no hagas que me arrepienta luego de hacer cualquier gilipollez.


Y es que entre las cervezas que lleva, el estado en el que se encuentra y la presencia de sangre, pueden pasar tantas cosas que se asusta a sí mismo de pensarlas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Níobe Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 108

MensajeTema: Re: Crying over freedom (Cédric)   Lun Mayo 03, 2010 6:55 pm

Crash. El sonido de una botella rompiéndose en la mano de Cédric y repitiéndose cuando la otra cae al suelo, hacen que reaccione rauda y veloz. Aún cuando su hermano se ha apartado con brusquedad, rechazando cualquier contacto, ella se acerca de nuevo a él. Sabe que ha despertado al volcán, pero no le importa sufrir las consecuencias de esa erupción porque es su hermano, y por él hace cualquier cosa. Por eso, con insisitencia, vuelve a tomar la mano herida con una de las suyas, mientras que con la otra coge un paño, ignorando el brillo dorado que empieza a aparecer en sus ojos.

-¿Te has hecho daño? -Pregunta, mirando si quedan restos de cristales, y apartándolos con cuidado. Intenta usar el paño a modo de vendaje, ignorando su temblor- Te estoy haciendo un torniq... -No termina, no llega a concluir, solamente da un par de pasos hacia atrás cuando él comienza a gritar así. Entreabre los labios, sin llegar a emitir sonido alguno, quedándose parada de nuevo en la salida.

Su mirada sigue el constante movimiento de Cédric por la cocina, acostumbrada a esos estallidos pero no por ello inmune al daño que estos le hacen. Su corazón le duele al latir con más fuerza, su alma se resiente y agota por esos golpes emocionales que suponen cada grito de su hermano, y su cabeza comienza a darle vueltas al luchar por mantener una compostura que comienza a perder. De nuevo se muerde el labio inferior, inspirando hondo, aún en silencio, dejando que él se desahogue y lo saque todo, que lo pague con ella, como siempre...

"Cédric tiene razón, solo soy una cría que no tiene ni idea de nada... Todos tienen razón en eso, es normal que esté sola siendo así". No puede evitar pensar eso de si misma, no puede evitar que la ira de su hermano le afecte, aunque no por ello agache la cabeza o se eche a temblar de miedo. No, ella no le teme a esas cosas, solo le hieren, pero las heridas se pasan... Sí, piensa que una vez él se calme, todo volverá a la afixiante normalidad que, por ser fiel a sus promesas y a alguien a quien adora, debe soportar como rutina. Quizá tenga que ser así, quizá su destino sea convertirse en una rosa marchitada de forma temprana, consumirse como la cera de una vela bajo la llama de la furia y el rencor... Sí, quizá no tenga derecho a pedir lo contrario, ¿no?

Sin embargo, la última puñalada verbal sí que no la espera, y logra hacer que parpadee varias veces, perpleja... "¿Por qué coño no nos hiciste caso, por qué tuviste que salir esa puta noche, eh, por qué?" ¿Qué está insinuando? Cierra los ojos unos segundos, intentando contenerse pero, finalmente, las lágrimas que brillaban en sus ojos ganan la batalla. Victoriosas, salen a la superficie, surcando sus pecosas mejillas silenciosamente, puesto que no emite sollozo ni réplica alguna... Solo sigue ahí, dejando que vuelva a hundir esa daga inesperada en lo más hondo de su esencia libre y rebelde, que resiente su naturaleza a cada palabra que sale de su boca después de esa frase. Durante unos instantes parece que vaya a ceder y apartarse sin replicar... Pero aquella vez, Cédric ha ido demasiado lejos como para que Níobe pueda reprimir sus pensamientos con él y, sin pararse a meditarlo, habla:

-Nada de lo que has dicho cambia el hecho de que un padre cuya tumba no visitas debe estar removiéndose en esta al ver a uno de aquellos por los que se sacrificó tirando esa oportunidad a la basura -Suelta, con voz rota- Ni él ni mamá querrían esto... ¿O crees que si pudiesen vernos se sentirían orgullosos?

Niega con la cabeza, no va a apartarse, y no teme nada de lo que él pueda hacer. Únicamente ruega en silencio por que, habiendo dejado escapar lo que en verdad piensa de todo esto, él reaccione de una vez, que recapacite. Solo eso es lo que importa ahora... De su dolor ya se ocupará más tarde, cuando lo importante esté solucionado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 60

MensajeTema: Re: Crying over freedom (Cédric)   Lun Mayo 03, 2010 10:59 pm

"Apártate, apártate, apártate, apártate... ¡APÁRTATE, MALDITA SEA!!" Quiere chillárselo, quiere decírselo y repetírselo hasta la saciedad, todo, cualquier cosa, con tal de que se aparte y le deje volver a como estaba antes, viendo el partido con una cerveza en la mano. Pero sobretodo quiere hacerlo porque, tras decir lo que ha dicho, Níobe rompe a llorar en silencio, y ver esas lágrimas saladas y amargas resbalando por sus mejillas resulta insoportable de ver. Tendría que plantearse qué es lo que ha hecho, qué es lo que le acaba de decir, culpándola a ella de algo que realmente no es culpa suya, acaba de convertir un accidente en algo premeditado... Y el dolor de su corazón, agónico y potente, amenaza con hacerlo explotar del todo antes de tiempo al intentar ocultarlo.

Quiere abrazarla, quiere decirla que lo siente y llorar con ella por todo lo sucedido... Pero sencillamente no puede, es incapaz, algo le bloquea por dentro y todas esas emociones de fraternalismo y amor no surgen, como si no existiesen o, aunque existan, estuviesen enterradas en lo más hondo de su ser, junto a cosas como la conciencia o la razón, esas sepultadas también gracias al alcohol. Su pecho sube y baja acelerado, y sus latidos se aceleran presa del dolor y los nervios... Si el corazón hablase, probablemente le diría un "Qué estás haciendo, es tu hermana, es lo único que tienes...", pero el corazón no habla, se calla y se marchita... Ahora mismo no existe diferencia entre los Targaryen, ambos marchitándose cada vez más, la única diferencia radica en la forma y en las ganas de luchar.

Y ella habla, unas palabras simples, contundentes y directas... Sus ojos se entornan, como si no entendiese muy bien lo que está diciendo. Hasta que su mente lo asimila, claro, y Níobe no llega a terminar la frase, porque el final se ve sustituido por un sonoro "PLAF". La bofetada resuena en las paredes de la cocina como si de un cubierto contra porcelana fina se tratase, rasgando el aire de forma dolorosa, agónica y brutal...

La acaba de abofetear, lo ha hecho, ha visto casi en cámara lenta como su mano se alzaba e impactaba contra su mejilla. Su rostro se mantiene estático, inmóvil, sin vida, como una estatua esculpida por los mejores artistas, y su mano se mantiene en el aire. Lentamente ésta cae, inerte, hasta su cintura, y sus ojos, aún ausentes, se fijan en los de ella.... El asco que se tiene a sí mismo en estos momentos es insuperable y, aún así, movido por la mierda que tiene dentro, no se calla, da el último golpe, el último embite:

-No oses mencionarlos. -
Las palabras salen escupidas con una ira que realmente se va apagando como la luz en la oscuridad, con una rabia que se ve sustituida por la pena, el dolor y la amargura... Ahora solo queda culpa ante lo que ha hecho y lo que ha dicho, solo queda el maltrecho corazón de Cédric consumiéndose poco a poco, como una pila que ya ha vivido demasiado... Ahora solo queda una carcasa física, porque por dentro no sabe ni cómo está.... Y su desconocimiento, su confusión, llega hasta tal punto que es incapaz de pedir perdón por lo que acaba de hacer, viendo su mente el gesto justo por haberse metido donde no la llamaban, cuando realmente tiene todo el derecho del mundo... Ahora mismo acaba de olvidar que es su hermana, que es la única cosa que tiene, movido por el instinto de autodefensa...

Ahora mismo acaba de abofetear a una desconocida entrometida, y se le revuelve el estómago de solo pensar así, aunque sea de forma inconsciente e irracional.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Níobe Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 108

MensajeTema: Re: Crying over freedom (Cédric)   Lun Mayo 03, 2010 11:35 pm

"PLAF". Aquel sonido llena del todo su cabeza, nublando sus sentidos, como si hubiese sonado a un volumen cinco veces mayor del real. Su rostro gira por el golpe, dada la fuerza de su hermano, hasta el punto de que un pequeño crack suena ante el chasquido de su cuello por ladearse tan bruscamente. Automáticamente se lleva una mano a la mejilla abofeteada, sintiendo la piel, que se enrojece por el impacto, arderle horrores. Un hilillo de sangre apenas perceptible nace en la comisura de sus trémulos labios. Es la primera vez que a Níobe Targaryen alguien le pega, y ese alguien ha sido su hermano.

El rostro le duele, y mucho, pero no es nada en comparación a lo que va por dentro. Su corazón agoniza, se contrae en un grito mudo pero desgarrador para su interior, y se resiente. Una parte de su alma se estira hasta volverse jirones y su cabeza sencillamente sigue nublada por el imprevisto. Durante largos segundos, Níobe no le mira, permanece con la cabeza completamente girada y la mano apoyada en el lado golpeado de la cara. El silencio, al menos para ella, solo se ve roto por el palpitar de su semblante, junto a su respiración algo jadeada debido al llanto que oculta bajo su rubio cabello.

-... -No sale ni una sola palabra al principio de su boca, como si el nudo de su garganta le impidiese responder verbalmente a ese golpe físico. El único sonido que emiten sus labios es un sollozo entrecortado que enseguida se frena y reprime, conteniéndolo ella como puede. Dolor, solo eso, ese es el único sentimiento que la joven identifica dentro del torbellino que la agita a cada lágrima, notando como la vista se le emborrona por las mismas. Y, si creía que no podía ir en aumento, se equivocaba... El siguiente embiste, esta vez verbal de nuevo, sacude lo ya dañado para aumentar ese malestar- ¿Me acabas de decir que no puedo hablar de mis padres? -Susurra, volteando por fin a mirarle, con el matiz amarillento de sus irises en aumento.

No añade nada más, solo da un par de pasos hacia atrás, la mano aún en el semblante herido, reflejo de como está por dentro, y, mirándole fijamente a los ojos niega con la cabeza. Es difícil describrir lo que expresa en esa mirada... Demasiadas cosas pero, lo sobrecogedor es que el enfado, el rencor o la ira no son una de ellas. No, en ese cúmulo de emociones manifestadas en sus ojos, Níobe muestra perplejidad, dolor, pena... Pero sobretodo, por encima de cualquier cosa, decepción. Una decepción abrumadora y, además, triste. Sin embargo, en esos minutos que transcurren de mudo contacto visual tras su intervención, su mente logra abrirse paso entre la niebla de la agonía y comenzar su particular reestructuramiento de las cosas. La situación se desmonta y vuelve a montar varias veces en su cabeza, en lo que Níobe llega a una conclusión... Una conclusión que le desagrada, pero que acepta como verdadera y comprende. Una conclusión que, sin embargo, Cédric no está preparado para conocer, pero ante la cual ella va a actuar en consecuencia. Suspira, asimilándolo y entonces, ya prácticamente con un pie fuera de la cocina, le habla de nuevo:

-Ni acusarme, ni vengarte, ni destruirlo todo, va a eliminar eso de lo que tanto rehuyes... -Dice, aún jadeante, sin dejar de mirarle, logrando pese a todo sonar segura. Las lágrimas siguen derramándose sin cesar de sus expresivos ojos, como una tormenta que aún no ha disipado las nubes y está muy lejos de cesar. Traga saliva, antes de concluir la frase con toda la determinación que le queda- ...tu culpa

Y, con esas palabras, se gira rápidamente, azotando el aire con su melena e inundando la estancia con el olor a dulce. En un abrir y cerrar de ojos, sus pies desnudos corren peldaños arriba, y el esperado portazo en su habitación hace eco en las escaleras. El pestillo se cierra y, a salvo en su refugio, una mochila comienza a llenarse de prendas cogidas al azar, valiosas pertenencias siempre escondidas y un montón de sueños rotos...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Targaryen
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 60

MensajeTema: Re: Crying over freedom (Cédric)   Mar Mayo 04, 2010 12:23 pm

"¿En qué me he convertido...?"Esa es la pregunta que surca su mente constantemente, sin darle descanso ni cuartel, atacando todas y cada una de las fibras de su ser, provocando un dolor que muy pocas veces ha experimentado... Y es que ahora entiende ciertas cosas, porque el dolor físico, la mayor paliza del mundo o incluso la muerte no es nada comparado con el dolor del corazón, la sangría del alma y el derrumbamiento de su ser, como un castillo de naipes que termina por desmoronarse ante tanto peso... La situación se le antoja lentísima, los segundos parecen horas en lo que ella vuelve a mirarle, llorando en slencio, leyendo decepcion, la decepción que él mismo ha provocado. Atrás quedan esas tardes jugando al baloncesto, o esas nochs viendo series y comentando cualquier gilipollez, sumiéndose en estúpidos debates sin sentido que, paradójicamente, le hacían feliz... En el pasado quedan sepultados todos esos recuerdos en familia, esos paseos por el parque o e salir a tomar un café o incluso al cine.

Todo, abslutamente todo, se ve sustituido por la pena, la culpa y la amargura. Las lágrimas de Níobe detrozan y desgarran sin cesar en su interior, intentando hacerle ver qué sucede, y él, aunque consigue verlo, es incapaz de arreglarlo, de volver a ser lo que era. La frustración se apodera de su ser, pero no se mueve, ni siquiera parece respirar durante varios segundos en los que ella habla. ¿Le acaba de decir que no puede hablar de sus padres...? Se da asco, mucho, son también suyos, y en cierto modo ella tiene más derecho que él. No se da cuenta de lo que ha estado haciendo, asfixiándola constantemente, cercándola hasta oprimirla y ahogarla por puro miedo no, pavor, a perderla... Y lo peor es que conscientemente tampoco se percata, escuchando sus últimas palabras, que se clavan como aguijones de un mortal escorpión en su corazón.

Su culpa, es suya, toda suya... Y nada va a cambiar eso, nada va a remediarlo ni nada podrá arreglarlo, no van a volver, no podrá expiarse jamás, nunca en la vida podrá perdonarse por lo que hizo, por las consecuencias de sus actos... Y Níobe, su hermana, esa que siempre le ha escuchado, que siempre ha estado ahi, se lo acaba de decir a la cara, le acaba de culpar como se culpa a sí mismo. Sus ojos color miel se ausentan, perdido su brillo en el tormento interior, una tormenta en la que él, un niño desde que su padre murió, se encuentra a punto de ahogarse, de naufragar, sostenido a una tabla que se va resquebrajando más y más. Esa tabla, es Níobe, y ahora siente que se ahoga, que se asfixia al verla dar media vuelta, con lágrimas en los ojos y jadeante y subir las escaleras. Y no hace nada por evitarlo, no hace absolutamente nada por evitar que se encierre con un portazo en su cuarto. Su mente sigue rememorando de forma cruel los diversos actos que han marcado su vida. El nacimiento de Níobe, pura felicidad, la muerte de su madre, un golpe muy duro para todos pero del que se recuperaron, las tardes pasadas juntos, las veces que la ha protegido y que ella ha estado ahi, aquella fatídica noche en la que perdió los estribos y mató a aquellos humanos por intentar tocarla, la muerte de su padre, los cambios, la distancia, la pena, la culpa, la amargura...

Y la bofetada de esta noche termina por romper del todo con él, un sonoro "Crack" interior que resuena en su cráneo como miles de tambores. Quiere llorar, quiere chillar, quiere morirse y quiere romper algo... Pero sobretodo le gustaría, desearía, soltar dos palabras, dos simples y míseras palabras que no nacen en su garganta aún cuando su corazón se queda afónico chillándolas.

"Lo siento."No puede, es incapaz, algo le bloquea y se lo impide, y sus manos se transforman en puños, apretando con tal fuerza que los nudillos terminan por ser morados en vez de blancos. Su mirada sigue fija ahora en el plato de la cocina, en su cena, una cena que ahora mismo le da náuseas y ganas de vomitar. Puede que Cédric no vea, no entienda, lo que le sucede por dentro... Pero lo que realmente ocurre es que ahora mismo, con lo que acaba de hacer, le falta una parte de su ser, una parte de él mismo...

Le falta ella. Tarde, reacciona muy tarde, cuando finalmente se decide a salir de la cocina y subir las escaleras con lentitud, porque no sabe, no tiene ni idea, cómo arreglar esta jodida situación. Se planta delante de la habitación de su hermana, y lentamente sus nudillos van a parar a la misma, golpeando un par de veces sin fuerza alguna. Sus labios se mueven en un intento de gesticular palabra, pero su gargante se lo impide, seca y aparentemente desgañitada, emitiendo un ronco sonido que se interpreta como el nombre de su hermana...

Y es que, en mitad de todo este caos, de toda esta mierda, Cédric se siente solo... Y si la pierde a ella, a lo único que tiene, a su mitad, perderá la razón y la cordura, se perderá a sí mismo definitivamente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Crying over freedom (Cédric)   

Volver arriba Ir abajo
 
Crying over freedom (Cédric)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» II Torneo Bolt Action Infernal Forge – Crying Grumpies
» [FIC] The crying smile.
» Stop crying your heart out
» A world crying ~ the Plume: Reika Shirakiin ♣

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Wolves in Bucarest :: Bucarest :: Barrio de las Veneidas :: Targaryen's Residence-
Cambiar a: