¿Creias que las leyendas no eran ciertas?
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
¡Estamos de reformas!



Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Navegación

Staff










En construcción...

Últimos temas
» Top Secret
Mar Ene 25, 2011 5:55 am por Coral N Linox

»  CONFIRMACION DE ASISTENCIA
Mar Ene 25, 2011 5:28 am por Coral N Linox

» Dragons Blood (Normal)
Sáb Sep 11, 2010 11:34 pm por Lilith Beatus

» Registro de raza
Vie Sep 10, 2010 4:01 pm por Admin

» Puestos de trabajo
Vie Sep 10, 2010 3:48 pm por Admin

» Guerra de las Tinieblas.
Jue Sep 02, 2010 11:38 pm por Jacqueline Roux

» Truce of blood
Vie Ago 27, 2010 8:51 pm por Jacqueline Roux

» Afiliación normal: Bvlgaria
Vie Ago 27, 2010 8:44 pm por Jacqueline Roux

» Veo como el muro se derrumba poco a poco ¿Crees que eso esta bien?{Kiefer}(+18)
Lun Ago 09, 2010 7:22 pm por Aitana Eminescu

Estación


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 60 el Dom Abr 11, 2010 5:10 am.
Foros hermanos


Photobucket


{Los demás afiliados están en el subforo de Afiliaciones}

¡Votad!
Votación en Hispatop.com

Comparte | 
 

 Defendiendo el honor canino

Ir abajo 
AutorMensaje
Darren Owen
Humano
Humano
avatar

Mensajes : 27

MensajeTema: Defendiendo el honor canino   Sáb Mar 13, 2010 8:07 pm

Tuve que agitar una vez más el bote de espray para poder terminar las grandes letras que graffiteaba en el escaparate que tocaba al callejón de la pequeña tienda de comestibles del señor Mohamed. No es que tuviese nada en contra del dudable estado de sus alimentos, pero sí de la extraña forma de caminar de su perro, cuyas patas traseras parecían tener complejo de pingüino. En otras palabras, parecía que tuviese las nalgas escocidas. Y eso, quisiera o no, era un apetecible tema de conversación para los jóvenes con mente sucia del barrio. Aquel mensaje que le estaba dejando escrito en aquellos momentos dejaba bien claro cuál era nuestro punto de vista, quizás no muy adecuado para que lo viesen niños, pero al menos, advertiría rápidamente a todo dueño de su perro de que no era aconsejable pasear por allí a su mascota si quería que el can siguiese conservando su virginidad anal. Cuando lo terminé, di un par de pasos hacia atrás para poder contemplar mi obra y sentirme completado como ciudadano que se preocupa por el bien de sus vecinos. Pero cuando paré de dar aquellos dos pasos hacia atrás, algo blando y barrigudo chocó con mi espalda, dejándome el bello de la nuca de punta. Me giré algo sobresaltado hacia el sujeto orondo y comprobé con horror que era el señor Mohamed. ¿Por qué no decirlo? No parecía tener la misma opinión que yo respecto a mi pintada. Aún así, le dediqué una sonrisita fanfarrona como si allí no pasase nada del otro mundo.

- ¿Qué te crees que estás haciendo, delincuente? – preguntó el dependiente con su cara de perro, tan parecida a la de su perro, que curiosamente estaba a su lado, mirando mi pintura con aire crítico y pensativo. Ah, y con esa extraña pose en las patas traseras.

- ¿Yo? Nada que a otro buen samaritano no se le haya ocurrido hacer. Puede que los derechos de los animales últimamente esté algo infravalorado, pero yo pienso seguir defendiéndolos cueste lo que cueste. Y pensé que qué mejor que empezar por mostrar abiertamente el abuso que ejerce sobre su perro. Ya sabe, contra los violadores, ¡tolerancia cero! – le dije con ímpetu y naturalidad, para terminar sonriendo frente a su cara de incredulidad y cabreo. El chucho, al contrario, pareció convencido frente a mi discurso, pues se sentó y ladeó la cabeza sin dejar de mirarme.

- Maldito gamberro… ¡O me lo limpias o te denuncio!- explotó al final el hombre, logrando que diese un paso hacia atrás, de nuevo sobresaltado pero sin perder la sonrisa burlona, que luego cambié por otra de desacuerdo.

- ¡No debería decir eso! ¿O le tengo que recordar quién es aquí el enfermo que desvirga a su pobre perrito! – El rostro moreno del señor Mohamed se volvió colorado por la rabia, y sin poder evitarlo, solté una carcajada viendo lo ridículo que parecía el hombrecillo con aquellas pintas. Pero rápidamente la risa se me cortó, pues el hombre se lanzó contra mí con un gruñido, y entonces grité.- ¡Socorro! ¡El zoofílico intenta besarme! ¡Aaaah!

El hombre intentó quitarme de malos modos el bote de espray, pero después de forcejear un poco patosamente, logrando que más de un vecino se asomase por las ventanas para contemplar el espectáculo y animar a su favorito, conseguí echarle pintura a la cara, como si se tratase de un espray de pimienta contra violadores. El señor Mohamed soltó una maldición de dolor, y en eso, que salí corriendo de allí lo más rápido posible. Cuando creía que me saldría con la mía, al llegar a la esquina, me choqué contra alguien que justamente aparecía por ella. Así que, como resultado de la colisión, el espray salió volando por los aires y ambos caímos al suelo de culo, ahora en peligro de ser alcanzados por el hombre con la cara pintada de azul. Al menos, yo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kathryn B. Benz
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 27

MensajeTema: Re: Defendiendo el honor canino   Dom Mar 14, 2010 2:38 am

¿Para qué utilizar el coche? Es simplemente un objeto contaminante que ocasiona un gran agujero en nuestra preciada capa de ozono, sí sí, esa que nos protege de no quemarnos con los calentitos rayos ultravioletas… Húm, aunque a lo mejor estaría bien sentirse bronceada los doce meses del año, adiós gastos de los autobuses que llevan a las playas, adiós problemas de lacas y espráis, adiós gastos en máquinas de rayos UVA. Todo sería perfecto con un gran agujero en la capa de ozono, pensándolo mejor.

¿Para qué utilizar el coche? Pudiendo pasear y observar a la gente sin que ella se entere, observar como agachan la cabeza al pasar por tu lado o cómo los grupitos de adolescentes que no superan los diecisiete años cierran momentáneamente sus conversación cuando alguna señora se les cruza o simplemente pasan junto a alguna pareja que se demuestra cariñitos en los portales.

¿Para qué utilizar el coche? Si vienes el coche a estos sitios no puedes ver escaparates ni rebajas, no puedes comprar camisetas como la que ella viste ahora mismo, recién comprada por cierto. Camiseta de cuadraditos de colorines, verdes, amarillos, azules… cuadraditos a lo hippie, cuadraditos a los tres tallas más grande que la suya que se deja caer por uno de sus hombros bajo su chaqueta que finge ser de cuero pero realmente no pasa del plástico negro barato, pero no cuadraditos horteros, que ella sabe combinarse. Los pitillos negros y botas de militar con el mismo plástico que la chaqueta pero sin abotonar ni una parte de los pasados tres primeros agujeros que no falten. Muchos podrían llamarla hortera, muchos podrían llamarla extraña… pero Kath tiene su estilo, quizás algo masculino debido a las inseguridades sobre su cuerpo, pero siempre con ese toque femenino que le aporta el pelo libre y en cascada cayéndole tanto por la espalda como por la cara. Libre, así es ella.

¿Para qué utilizar el coche? Si vas en un siento mullido con un volante delante no puedes darte una fostié como la que se acaba de dar al cruzar la esquina ni romperte el coxis del golpe producido. Madre, va a tener que vivir con un cojín en el culo para poder sentarse.

- ¡Bestia, mi culo! –sí, es lo único que se le ocurre decir nada más chocar contra el suelo ¿no he dicho que es un poco mal hablada? Ups, que descuido. Pues sí, lo es, sin exagerar pero alguna palabra brutota se le escapa, aunque a ella siempre le ha hecho gracia que las viejas la miren por la calle cuando dice algo por el estilo, cómo acaba de hacer la señora que ha pasado por al lado de ambos chicos, que se encuentran tirados en el suelo por cierto, y los ha mirado con una cara que no se puede decir sea de ¨ven nietecito que te de la paga y un beso enorme en la mejillita, corazón¨.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Darren Owen
Humano
Humano
avatar

Mensajes : 27

MensajeTema: Re: Defendiendo el honor canino   Lun Mar 15, 2010 2:17 am

Pues eso, que me choqué contra algo o alguien menos mollitito que la barriga cervecera del señor Mohamed pero con un cuerpo más moldeado, eso sí. Lo pude comprobar mejor cuando una vez en el suelo y maldiciendo el dolor de culo que sufriría al menos durante una semana entera, vi a la cosa menos blandita que el orondo propietario del supermercado de barrio bajo sentada frente a mí. La verdad es que me sorprendió gratamente que se tratase de una chica a primera vista tan guapa y con esa melena de león cayéndole informal por encima de la camisa. Y entonces mi vista llegó a la camisa a cuadros. Y a los pitillos desgastados... y a las botas de montaña. Fruncí el ceño con una mueca de disgusto, comprendiendo que a aquella chica no le iban los tíos. Me lo confirmó su ruda exclamación de queja, que consiguió que arquease una ceja, preguntándome de dónde habría salido. Pero solo duró un instante, porque al siguiente recordé cuál era mi situación. Aún corría peligro de muerte, sin contar con la mirada asesina y de desaprobación que nos dedicó una anciana que pasó por nuestro lado.

- ¿Qué? ¿Nunca hizo un asentamiento en sus tiempos mozos de paz y amor?- le espeté a la vieja, que se alteró por mi atrevimiento y se alejó de allí rápidamente.

Con una sonrisita de triumfo, me puse en pie y me limpié un poco por encima la sudadera y pantalón, pero sin darme tiempo a más, la voz amenazante del señor Mohamed me advirtió que estaba más cerca de lo deseado. Cuando me giré hacia él, lo encontré justo enfrente. Solté un gritito de temor por la impresión de ver su rechoncha y pintadacara de azul tan cerca de la mía, y sin más, me cogió con fuerza del cuello de la camiseta, consiguiendo que me inclinase hasta acercarme más aún a él. Parecía dispuesto a darme un morreo de verdad, pero entonces, habló con esa mirada rabiosa que contradijo la idea de que pudiese sentir lujuria hacia mí.

- Lo que has hecho se llama agresión, así que ve llamando a tus padres mientras yo aviso a la policiía de que un delincuente anda suelto.

- ¿Uno? Querrá decir dos.- improvisé de repente, dejándole algo parado, y entonces le señalé a la chica que había detrás mío, que ahora empezaba a incorporarse. Como ella aún no se había enterado y Mohamed parecía tragárselo, proseguí más seguro de mi mismo.- ¡Vamos! No pensará que a un menor de edad se le ocurren estas cosas sólo, ¿verdad? Ella fue quien me advirtió de su.... ¿Como llamarlo? "Hobby"

Dbujéincluso las comillas en el aire para darle más credibilidad a la situación, y aquella fue la guinda para que la presión de su mano deciese. Lo siguiente sucedió bastante rápido. Recuerdo que le di un manotazo a su rechoncha mano y que luego ya estaba pasando a toda ostia junto a la chica de camisa a cuadros, sin intención de detenerme ni mirar atrás para ver la reacción asesina del dependiente. Lo único que llegué a hacer, fue soltarle una advertencia a la chica cuando pasé de largo.

- ¡Corre por tu vida!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kathryn B. Benz
Lobo
Lobo
avatar

Mensajes : 27

MensajeTema: Re: Defendiendo el honor canino   Jue Abr 08, 2010 6:35 pm

Ciertamente no sabía cómo reaccionar ya que se encontraba corriendo de un, según había escuchado, menor de edad gamberro que le acababa de echar las culpas de alguna de sus fechorías. Sí, sí, así había sucedido todo.

¨Después de que su confusión aumentara al ver cómo un joven de pelo rizado y actitud no demasiado recta le espetaba a la señora que los miraba con mala cara que los asentamientos en la calle era la cosa más normal del mundo y no era nada extraño verlos a ellos con el coxis esclafado en mitad de la acera, consiguió reaccionar. Un gordo, gordo y gordísimo dependiente, o al menos lo parecía por la peste que echaba, estaba recriminándole al delincuente juvenil que iba a llamar a la policía a avisar de su mal comportamientos y ¡púm! De repente el delincuente juvenil que estaba a punto de entrar a un reformatorio se encontraba apuntándola con uno de sus finos dedos y haciendo comillas con un par más de ellos. ¿Dos qué? ¿Qué ella había hecho qué cosa?

Salió corriendo, qué vamos a hacerle, en esta época y por este mundo no queda ni uno sólo de los caballerosos hombres que abundan en su libro. El gordo gordísimo la mirada, a ella, con cara de¨te pienso matar¨. Sí, a ella. Ahora lo pillaba todo. Chan chán, había sacado la conclusión con un pequeño ¨Crack¨ de su cerebro. Había sido acusada de vandalismo callejero y, para colmo, el gamberro que ya corría a metros de ella le estaba aconsejando que por su vida corriera, literalmente¨

Y esa es la historia de porqué Kathryn Benz está corriendo cómo si la vida le fuera en ello intentando alejarse de un dependiente que al parecer quiere matarla y siendo acusada de, repito, vandalismo juvenil. Tsk, ahora que había superado esa época... Unos segundos después había alcanzado perfectamente al de pelos rizados, agarrado de la camiseta y tirado de ella hasta intentar hacerlo parar. Ese no se escapaba sin una regañina, que ya teníamos una edad.

- Pe-pero… ¿Tú eres tonto o te chuparon el cerebro con pajita al nacer? -reprende de manera educada cómo es habitual en ella cuando se trata de alguien que no infunde respeto, de alguien que simplemente tiene pinta de ¿cómo era? Ah, sí ¡gamberro mentiroso! Todo esto aún intentando frenar al chico, claro, que ella es rápida y tiene algo de mínima fuerza debido a su condición pero no es Superwoman, o al menos nunca le han dedicado un cómic.


Perdona muchomuchomushísimo el enorme retraso, pero entre viajes, vacaciones y castigos a una se le rompe la imaginación a la hora de escribir post y los foros se pierden.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Defendiendo el honor canino   

Volver arriba Ir abajo
 
Defendiendo el honor canino
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [Prologo] Deudas de Juego, son Deudas de Honor
» "Ambiciona honor, no honores" {Relaciones de Felipe de Vengerberg}
» Somos un equipo, historico y de honor
» Duda: Rango honor e islas visitadas.
» [FM12] Liverpool "Recuperando el Honor"

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Wolves in Bucarest :: Off-Rol :: Recuerdos del pasado... :: Bucarest :: Calea Victorei-
Cambiar a: